AHORRAR ENERGÍA EN UNA COMUNIDAD DE VECINOS

AHORRAR ENERGÍA EN UNA COMUNIDAD DE VECINOS

En España, el uso de energía en las viviendas supone más del 15% del total del consumo de recursos energéticos por detrás del transporte y la industria. La repercusión de emisiones de CO2 a la atmósfera es muy elevada debido a la fabricación de materiales y al uso de las edificaciones. Nuestro parque de viviendas en España es muy antiguo (el 72% de las viviendas existentes se construyeron entre los años 1960 y 1980), por lo que son grandes “devoradoras” de Energía. En este artículo expondremos qué pasos seguir, para conseguir ahorrar energía en una comunidad de vecinos.

 1. Realizar una auditoría energética

Una auditoría energética consiste en el estudio integral de los aspectos técnicos y económicos que tienen relación directa o indirecta en el consumo energético de un edificio, para poder establecer medidas correctoras, y obtener así un uso racional de la energía y, por tanto, ahorrar energía. Deberán ser realizadas por técnicos que dispongan de amplios conocimientos técnicos en las instalaciones y elementos constructivos que conforman los edificios.

Para ello, deberán analizar los c23109071_serramientos, la iluminación, los sistemas de calefacción y/o climatización, ventilación de garajes, ascensores etc. Así mismo, es importante realizar el análisis de ámbitos de consumo de los propietarios e inquilinos, tales como horarios de calefacción, ventilación e iluminación. Por último se procederá a una recopilación de la facturación energética completa de la totalidad de suministros.

Especial atención, se debe prestar a las instalaciones de calefacción e iluminación-ascensores, que en las comunidades de propietarios suponen aproximadamente un 55% y 40% respectivamente, del consumo energético total del edificio. Si existe la posibilidad económica de realizar actuaciones en los cerramientos, conseguiremos reducir la demanda energética en un porcentaje muy importante, con el consiguiente confort y ahorro para los vecinos del inmueble.

2. Contratar a un gestor energético

Una vez realizada la auditoría , se procederá a analizar, por parte de un técnico cualificado (gestor energético), todos los dato16447003_ss obtenidos con el fin de establecer pautas y mejoras que consigan una reducción de la demanda energética, y el consiguiente ahorro económico. Podrá proponer mejoras en cada una de los aspectos que así lo requieran, comunicándoselo a la comunidad de vecinos, y aportando los estudios económicos pertinentes.

Entre las actuaciones que más ahorros energéticos aportan están:

* Aislamiento térmico de la fachada

* Sustitución de ventanas por unas más eficientes

* Sustitución de calderas antiguas o en mal estado por otras más eficientes (calderas de baja temperatura,condensación o biomasa)

* Renovación de los puntos de alumbrado de zonas comunes por iluminación led

* Instalación de sistemas de control de presencia para zonas comunes

* Optimización de facturación energética

* Optimización de uso de sistemas de calefacción/climatización/agua caliente sanitaria

* Aporte de energía renovable (solar térmica) o fotovoltaica

* Programa de mantenimiento decuado

3. Emitir certificado energético único del edificio.

9592273_s

Con un certificado energético de la totalidad del edificio, se podrá conocer el estado actual del mismo, y los puntos sobre los que se ha de incidir, aplicando medidas correctoras. A la comunidad de vecinos se le expondrá, para que puedan tomas las decisiones que consideren más convenientes en materia de eficiencia y ahorro energético. Si se ejectan algunas de las actuaciones propuestas, se realizará el certificado energético final, con obtención de la calificación definitiva, para poder presentarlo ante los organismos oficiales y poder optar a mejoras en las ayudas gubernamentales o autonómicas.

 

4. Aprovechar la línea de ayudas establecida por el Gobierno y las Comunidades Autónomas.

Con las ayudas ofrecidas por el gobierno y las comunidades autónomas, las inversiones en comunidades de vecinos para eficiencia energética son rentables, ya que el período de amortización se reduce considerablemente.




Hasta el 31 de Diciembre de 2016 ampliable hasta el 31 de Diciembre de 2020 siempre y cuando haya presupuesto disponible (200 millones de euros), las comunidades de propietarios, pueden beneficiarse del Programa PAREER (Programa de Ayudas para la Rehabilitación Energética) gestionado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). A continuación se indican las ayudas en la siguiente tabla: 

Tipologías de actuación

 

MÁXIMO ENTREGA DINERARIA SIN CONTRAPRESTACIÓN

(% s/ coste elegible)

MÁXIMO PRÉSTAMO

REEMBOLSABLE

(% s/ coste elegible)

Ayuda BASE

Ayuda Adicional por criterio social, eficiencia energética o actuación integrada 

 

 

EFICIENCIA ENERGÉTICA

Tipo 1.  Mejora de la eficiencia energética de la envolvente térmica

30%

 

 

En función del uso del edificio y de acuerdo a lo establecido en Anexo I, para el tipo de actuación. Hasta los límites de la normativa de ayudas de Estado o tasa de cofinanciación FEDER en la Comunidad Autónoma donde radique el proyecto, según el Anexo V.

60%

Tipo 2.  Mejora de la eficiencia energética de las instalaciones térmicas y de iluminación

20%

70%

 

 

ENERGÍAS RENOVABLES

Tipo 3.  Sustitución de energía convencional por biomasa en las instalaciones térmicas

25%

65%

Tipo 4.   Sustitución de energía convencional por energía geotérmica en las instalaciones térmicas

30%

60%

La ayuda adicional hasta alcanzar una ayuda máxima, que dependerá de los siguientes criterios:

a) Criterio social: actuaciones que se realicen en edificios  que hayan sido calificados como Viviendas de Promoción Pública y ViviendasSubvenciones Eficiencia Energética de Protección Oficial en RégimenEspecial, por el órgano competente de la Comunidad Autónoma correspondiente, o bien las actuaciones sean realizadas en edificios de viviendas situados en las Áreas de Regeneración y Renovación Urbanas, de acuerdo con el Plan Estatal de Fomento del Alquiler de Viviendas, la Rehabilitación Edificatoria, y la Regeneración y Renovación Urbanas 2013-2016.

b) Eficiencia energética: actuaciones que eleven la calificación energética del edificio para obtener una clase energética “A” o “B”, en la escala de CO2, o bien, incrementen en (2) dos letras la calificación energética de partida.

Como vemos, se podrán obtener ayudas muy importantes (máximo préstamo reembolsable) si se realizan actuaciones en las que se obtenga clases energéticas “A” o”B”, o en su caso, que se incremente en dos letras la calificación energética.

En cuanto a las ayudas que ofrecen las comunidades autónomas, se pueden consultar en nuestra web AQUI

Finalmente,  y según las últimas noticias que están surgiendo en diferentes medios, a corto plazo se establecerán reducciones en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y otros beneficios fiscales, premiando las viviendas y edificios más eficientes.




¿Qué te ha parecido el artículo?

Deja un Comentario

comment-avatar

*