RADIADORES DE CALEFACCIÓN: ¿CUÁL ES EL QUE MÁS AHORRA?

RADIADORES DE CALEFACCIÓN: ¿CUÁL ES EL QUE MÁS AHORRA?

Radiadores de calefacción: una de las principales decisiones en un sistema de calefacción, es la elección de los radiadores o emisores térmicos que queremos instalar. Importante también es definir el modelo y la potencia térmica necesaria para cada uno de ellos, en función de la carga térmica del local o dependencia donde se van a situar. En este artículo, se desarrollan todos estos conceptos, para que, cuando tengas que elegir radiadores de calefacción por agua caliente, lo tengas todo claro.

¿QUÉ SON LOS RADIADORES DE CALEFACCIÓN Y CÓMO FUNCIONAN?

Un radiador de agua, es un elemento que emite calor al ambiente donde esté instalado. Su funcionamiento es sencillo. A través de él circula el agua caliente procendente del generador de calor (caldera, bomba de calor, etc) cediendo eEmisores-Radiadores Calefacciónl calor por radiación y/o convección dependiendo de la temperatura del agua, superficie de intercambio y diseño del emisor. Resumiendo, el radiador intercambia la energía procedente del agua caliente con el ambiente. Con ello, se eleva la temperatura del local, para alcanzar la temperatura deseada.

¿QUÉ CANTIDAD DE CALOR EMITEN LOS RADIADORES DE CALEFACCIÓN?

La cantidad de calor que emiten los radiadores de calefacción depende de la superficie de intercambio y la diferencia de temperatura entre la superficie del radiador y la del ambiente donde esté situado. Es decir, que a más superficie de intercambio y más diferencia de temperatura más calor emite. Por ello en los catálogos de los fabricantes siempre nos aportan un dato: la potencia calorífica para un salto térmico determinado.

Pero ¿qué es el salto térmico? Pues, como hemos comentado anteriormente, el salto térmico es la diferencia entre la temperatura media del radiador y la temperatura ambiente. A continuación se muestra el cálculo del salto térmico de un radiador en condiciones normales.

cálculo del salto térmico de un radiador instalaciones y eficiencia energética

Los fabricantes, nos aportarán en las características del radiador de calefacción, la potencia calorífica en Watios (W) y/o kcal/h para un salto térmico de 50ºC que corresponde a la potencia calorífica de cálculo según la norma UNE-EN 442.

elección potencia radiadores con salto térmico de 50ºC instalaciones y eficiencia energética

El exponente “n”, sirve para calcular la emisión calorífica del elemento a a otras temperaturas diferentes de agua. Este dato, es muy importante para nuevas instalaciones que se basen en los requerimientos del RITE para temperaturas de trabajo con relación al ahorro energético. (En este artículo se explica todo)

¿QUÉ TIPOS DE RADIADORES DE CALEFACCIÓN EXISTEN?

1. Clasificación según el material con el que están fabricados:

1.1. Radiadores de calefacción de fundición

radiador de fundición instalaciones y eficiencia energéticaSon radiadores fabricados en hierro fundido. De gran durabilidad y muy resistentes. Este sistema se empleó habitualmente en instalaciones antiguas, por lo que en edificios de los años 70 y 80 se ven fácilmente; hoy en día se continúan instalando en colegios, viviendas etc, con diseños innovadores. Se montan en base a elementos ensamblados según las necesidades caloríficas del local. El fabricante nos aportará la potencia calorífica por elemento.

Ventajas

Poseen una gran inercia térmica conservando durante mucho tiempo el calor

Durabilidad

Resistencia

A tener en cuenta

Tardan más tiempo en conseguir la temperatura adecuada

Precio más elevado

Son más pesados

1.2. Radiadores de calefacción de aluminio

radiador de aluminio instalaciones y eficiencia energéticaSon radiadores fabricados en aluminio. Son más actuales que los de fundición. Se montan en base a elementos ensamblados según las necesidades caloríficas que tengamos. El fabricante, nos aportará la potencia calorífica por elemento

Ventajas

Poseen poca inercia térmica consiguiendo la temperatura en un corto periodo de tiempo

Más económicos en precio (W/elemento) que los radiadores de fundición

Más ligeros para su instalación

Trabajan por convección y radiación

A tener en cuenta

Se enfrían rápidamente

Menor resistencia

1.3. Radiadores/Paneles de calefacción de chapa de acero

Radiador panel de chapa de acero instalaciones y eficiencia energéticaSon radiadores de calefacción que vienen fabricados en panel de chapa de acero de distintas longitudes. El fabricante nos aportará la potencia calorífica por metro lineal de panel.

Ventajas

Poseen poca inercia térmica por lo que, consiguen la temperatura en un corto periodo de tiempo

Podemos “jugar” con las diferentes longitudes y alturas

Más económicos en precio

Más ligeros para su instalación

Trabajan por convección y radiación

Buena resistencia

A tener en cuenta

Precio más elevado

Instalación más compleja. Para empotrar necesitan espacios habilitados

1.4. Convectores de acero o acero inoxidable

Debemos incluir en esta lista los convectores ya que, aunque no so propiamente radiadores, emiten calor con circuito de agua caliente utilizando el fenómeno de la convección del aire, por lo que su superficie no presentará altas temperaturas. Además existen convectores en el mercado, que pueden trabajar a bajas temperaturas de agua.

Ventajas

Poseen poca inercia térmica por lo que, consiguen la temperatura en un corto periodo de tiempoconvector instalaciones y eficiencia energetica

Se pueden instalar bajo suelo, empotrados en pared en torreta, por lo que son ideales para edificios donde la estética prime

Solución para grandes espacios acristalados

Trabajan por convección con o sin ventilador

Alta inercia térmica

Altas prestaciones

A tener en cuenta

Precio más elevado

Instalación más compleja. Para empotrar necesitan espacios habilitados

Elección de ubicación para eliminar molestias por nivel sonoro, aunque las marcas comerciales fabrican actualmente modelos con niveles sonoros muy reducidos.

2. Clasificación según temperatura de agua que circula por el radiador:

2.1. Radiadores de alta temperatura

Las instalaciones convencionales de radiadores, que todos conocemos, funcionan con circulación de agua a alta temperatura (70ºC) procendente de uno o varios equipos generadores de calor, como pueden ser calderas, bombas de calor etc. Se emplean en instalaciones centralizadas e individuales, con las ventajas y desventajas que hemos indicado en el apartado anterior.

2.2. Radiadores de calefacción a baja temperatura

Ante la necesidad de ahorrar energía y cumplir la legislación sobre eficiencia energética , se han extendido la comercialización e instalación de sistemas que obtienen el máximo rendimiento con bajas temperaturas de agua. Estamos hablando de calderas de condensación , aerotermia y geotermia que trabajan, con este tipo de radiadores con un salto térmico inferior (30ºc) y con temperaturas de impulsión de 55ºC y retorno de 45ºC, por lo que el rendimiento de estos sistemas aumenta con respecto a una caldera y radiadores convencionales. Igualmente, podremos disponerlos en una instalación convencional, ya que trabajarían con bajas temperaturas de agua, emitiendo la potencia térmica para la cual han sido diseñados, de acuerdo a los intercambiadores interiores. Con ello, ahorraríamos combustible en la caldera al tener que calentar el agua con un salto térmico inferior

Ventajas

Poseen poca inercia térmica por lo que, consiguen la temperatura en un corto periodo de tiempo

Aprovechan la baja temperatura de agua, para elevar el rendimiento de los sistemas de calefacción

Se pueden utilizar tanto en instalaciones convencionales (calderas estándard) como eficientes (calderas de condensación, aerotermia, geotermia)

Se pueden complementar con elementos dinámicos obteniendo elevadas eficiencias al trabajar mediante convección

Actualmente, son los radiadores más eficientes del mercado. Ahorro de energía

Diseño

Rápido período de amortización

A tener en cuenta

Precio superior a los radiadores convencionales 

Si quieres saber más sobre los radiadores de baja temperatura haz clic AQUÍ

3. Clasificación según fluido / aporte de energía:

3.1. Radiadores de agua

Los radiadores de calefacción que hemos visto en los apartados anteriores, por los que circula agua caliente procedente de una caldera, bomba de calor etc. Son los más utilizados.

3.1. Radiadores eléctricos

Los radiadores eléctricos son las estufas de siempre, alimentadas por energía eléctrica para calentar una resistencia y emitir calor. al funcionar con una energía con precios los precios elevados que se dan actualmente, son totalmente desaconsejables.

3.2. Radiadores de calor azul

Son radiadores de calefacción que funcionan por efecto Joule, es decir, calentando el fluido (aceite) que llevan en el interior mediante resistencias eléctricas.  Son una evolución de los radiadores eléctricos convencionales, ya que disponen de una estética más lograda, materiales de más alta calidad, y un sistema de regulación individual con termostato digital y pantalla azul. El líquido interior está formado por aceite que se calienta mediante una resistencia. Posee alta inercia térmica. El uso de estos radiadores es aconsejable únicamente si no disponemos de otro combustible más económico.

Ventajas

Poseen alta inercia térmica por lo que conservan el calor más tiempo

Estética

Temperatura homogénea

Disponen de programador individual

Opción para viviendas que no dipongan de otro tipo de calefacción.

A tener en cuenta

Utilizan energía eléctrica, con lo que hay que tener especial cuidado con su consumo.

Se deben utilizar intentando hacerlos coincidir con los períodos en los que la energía esté a precios más económicos. Uso responsable

Únicamente utilizar para espacios pequeños con poca superficie

¿QUÉ RADIADORES DE CALEFACCIÓN ELEGIMOS?

Según lo que hemos visto, antes de elegir los radiadores de nuestra instalación, nos haremos las siguientes preguntas:

1. ¿Qué sistema de generación de calor tenemos? ¿Baja o alta temperatura? ¿Agua o electricidad?

2. ¿Qué tipo de inmueble queremos calefactar? ¿Vivienda, Edificio docente, Vivienda Diseño, Edificio Administrativo, Centro de Salud…?

3. ¿Calidad baja-media o alta? ¿De qué presupuesto disponemos?

4. ¿Va a primar lo estético?

5. ¿Potencia calorífica de los espacios?

6. ¿Arquitectura y distribución de espacios? ¿Tipo de huecos?

Una vez contestadas estas preguntas, elegiremos nuestro radiador según lo que hemos explicado en este artículo.

¿Qué te ha parecido el artículo?

Deja un Comentario

comment-avatar

*