Repartidores de costes de calefacción o contadores de calorías: La directiva 2012/27/UE del parlamento europeo relativa a la eficiencia energética, establece la obligatoriedad de instalar sistemas de imputación de costes para la medición del consumo individual en edificios de viviendas con suministro de calefacción urbana o central comunitaria.

¿Qué son los repartidores de costes de calefacción?

Los repartidores de costes de calefacción:

  • Son pequeños equipos digitales que se utilizan como método de medición individual por cada radiador
  • Deben estar fabricados de acuerdo a la norma UNE-EN 834:1994.

Un repartidor de costes de calefacción, obtiene la temperatura del radiador y la temperatura ambiente de la dependencia donde está situado.

Para comprenderlo de forma sencilla, un repartidor de costes de calefacción contabiliza cuando:

  • La diferencia de temperaturas entre la superficie del radiador y la del ambiente sea superior a 4ºC. En caso contrario, el repartidor de costes entenderá que el radiador está apagado.
  • Verano: cuando la temperatura del radiador sea mayor de 40ºC (*)
  • Invierno: cuando la temperatura del radiador sea mayor de 29ºC (*)

(*) Los repartidores de costes de calefacción discriminan entre verano e invierno.

Pero, realmente ¿qué contabilizan los repartidores de costes de calefacción?

Los repartidores de costes de calefacción, a diferencia de los contadores individuales que se instalan actualmente, no miden energía (kW-h(t)), sino un valor adimensional que depende de varios factores correctores, todos ellos definidos en la norma UNE-EN 834:1994.

Repartidores de costes de calefacción. ¿Qué miden? ¿Cuánto cuestan? ¿Quién factura? ¿Cómo se miden? Repartidor de coste con medición en radiador

Los factores correctores:

  • Conforman un factor K que es único para cada tipo de radiador
  • Únicamente son válidos para el repartidor de costes que se instale.

Por lo tanto, es fácil imaginar la enorme cantidad de coeficientes que existen, ya que entran en juego muchas variables, como el tamaño de radiador, potencia, número de elementos, caudal, materiales, etc.

Los fabricantes de repartidores de calefacción, deberán disponer de una amplia base de datos de modelos de radiadores, para proceder a configurar correctamente los equipos y evitar errores en las mediciones.

¿Por qué se ha pensado en la instalación de repartidores de costes de calefacción?

En España, numerosas instalaciones centralizadas de calefacción que se ejecutaron hace 30, 40 o más años, se realizaron con un sistema de distribución denominado «por columnas». Se trata de una distribución de tuberías (montantes) que alimentan a cada radiador de cada planta de la misma vertical. En la siguiente imagen, se observa de forma gráfica cómo se realizaría la distribución por columnas, en una instalación centralizada de calefacción:Calefacción en columnas para instalación de repartidores de costes de calefacción. Instalaciones y eficiencia energética.Por lo tanto, y ajustándose a esta distribución en multitud de edificios existentes, la única forma de realizar mediciones individualizadas de consumo, es mediante la instalación de equipos en los radiadores de cada vivienda, mediante los repartidores de costes de calefacción. Los repartidores de costes de calefacción llevan utilizándose desde hace décadas en numerosos países de Europa.

¿Se ahorra energía con la instalación de repartidores de costes de calefacción?

En las instalaciones centralizadas de calefacción por columnas, los usuarios no pagan por lo que realmente consumen, por lo que no existe control alguno del consumo, siendo estos edificios verdaderos derrochadores de energía. Por lo tanto, al disponer la instalación de elementos de medición, el usuario actuará de forma muy diferente, preocupándose de regular su sistema de calefacción para no consumir más de lo que necesita y, por lo tanto, pagar menos.

Además, la propia directiva europea, añade que el sistema de repartidores de costes de calefacción es beneficioso cuando los clientes cuenten con medios de control de su propio consumo individual. Por lo tanto, la instalación de repartidores de costes recomendará la instalación de válvulas termostáticas en la totalidad de radiadores de las viviendas. Existen, también, sistemas de radiofrecuencia que permiten regular la temperatura deseada en cada dependencia a través de una pantalla táctil y empleando válvulas termostáticas electrónicas.

Los estudios realizados tanto en España como en Europa en instalaciones que disponen de repartidores de costes de calefacción, indican que se obtienen ahorros entre un 20% y un 30%, con 200-300 Euros de media anuales de ahorro por vivienda.

¿Cómo se realiza la lectura de los repartidores de costes de calefacción?

La lectura de los equipos se realiza por una empresa especializada y a distancia (vía radio). Por lo tanto, no será necesario acceder a la vivienda para realizar la medición de los repartidores de costes de calefacción instalados.

Medición via radio repartidores de costes de calefacción. instalaciones y eficiencia energética.

¿Cuál es el precio de la instalación de repartidores de costes de calefacción?

Se pueden realizar dos tipos de contratos:

  • Contrato de venta: En este caso, se realiza la venta de los equipos, quedando en propiedad del propietario. Un valor de referencia, estaría rondando los 30 euros por repartidor, por lo que una vivienda con 6 radiadores deberá realizar una inversión aproximada de 180 euros.
  • Contrato de alquiler: Se instalan los repartidores de costes de calefacción en régimen de alquiler, es decir, el propietario no realiza ninguna inversión. El precio del alquiler dependerá de diversos factores, como el número de viviendas de la comunidad, número de radiadores de la vivienda, etc. Un precio aproximado estaría entre 4,5 y 6 Euros por vivienda.

¿Cómo calcular el reparto de consumo de cada vivienda para los repartidores de costes?

Como hemos visto anteriormente, los repartidores de costes de calefacción aportan una medición adimensional. Por lo tanto, en la factura aparecerán dos términos:

  • Un término fijo que corresponde al 30% de  los gastos generales de la instalación como combustible, mantenimiento y consumo eléctrico. Se dividirá en % de participación de cada propiedad
  • Un término variable que corresponde al 70% restante y se repartirán en base al consumo real, siendo éste el sumatorio total de todas las lecturas de repartidores de costes.

Veamos un ejemplo de facturación mensual:

Edificio de viviendas con los siguientes gastos en calefacción central:

  • Combustible: 1,700
  • Mantenimiento: 150 €
  • Energía Eléctrica: 100 €
  • Totales: 1.950 €

Se han medido todos los repartidores de costes de calefacción del edificio:

  • Número total de unidades: 10.625 unidades

Medición repartidores de costes de vivienda ejemplo (después de aplicación de coeficientes correctores)

  • Número total de unidades vivienda: 450 unidades
  • Cuota Participación Vivienda Ejemplo: 3,50%
  • Cálculo del término fijo:

Cálculo Costes Fijos Facturación Repartidores de Costes de Calefacción

Cálculo Facturación Costes Fijos Vivienda Repartidores de Costes de Calefacción

  •  Cálculo del término variable:

Cálculo Facturación Término Variable Repartidores de Costes de Calefacción Unidades Viviendas

Cálculo Término Variable Repartidores de Costes de Calefacción Unidades Vivienda

Cálculo Facturación Termino Variable Repartidores de Costes de Calefacción en Vivienda

¿A partir de qué fecha es obligatoria la instalación de repartidores de costes de calefacción

La directiva europea 2012/27/UE, establecía que, a partir del 1 de Enero del 2017, los edificios existentes que cuenten con una instalación centralizada térmica, dispondrán de contabilidad individualizada de consumos.

No obstante en España, se está a la espera de que se realice la transposición parcial de dicha directiva, por lo que no es obligatoria la instalación de estos dispositivos. Existe un borrador del Proyecto de Real Decreto, por el que se regula la contabilización de consumos individuales en instalaciones térmicas. Lo puedes consultar AQUÍ

España será sancionada por no haber transpuesto dicha normativa en el plazo fijado.

(*) Existe una excepción, en la que no es económicamente viable la instalación de repartidores de costes de calefacción.

Corresponde a los edificios existentes en la zona climática alfa (A ó B), según C.T.E. (Canarias), pudiéndose emplear métodos alternativos.

Autor

Ingeniero. Propietario y creador de esta web. Propietario y administrador del grupo profesional en Linkedin + importante sobre Instalaciones y Eficiencia Energética

10 Comentarios

  1. Hola Paulino, muy buen articulo. Tiene sentido discriminar los costes variables de manera que los pisos en el atico o en los bajos tengan un cierto descuento ya que necesitan mucha mas energia para disponer del mismo nivel de confort a igualdad del resto de elementos?
    Existe alguna literatura al respecto y que porcentaje tendria sentido aun sabiendo que esto no son matematicas.
    muchas gracias y un cordial saludo

  2. Gran artículo y se nota la profesional idad y la verdad que es muy interesante y que una persona se preocupe de poner al día a demás instaladores y usuarios.enhorabuena.

  3. Hola a todos.

    Muy interesante el articulo

    Con respecto al comentario de Francisco, ¿de que manera se puede observar que hay otro reparto mas correcto (ajustado a la realidad) que el 30-70? y, ¿hay algun requisito legal respecto los procentajes de reparto, o es totalmnte libre?

    • Gracias Javier,

      En principio, que sepamos, no hay ningún requisito legal para hacer el reparto, por lo que se puedes hacer de forma estimada con los porcentajes indicados o por otros.

      Saludos.

  4. El porcentaje del 70-30 ¿podría variarse en función de la distribución de las lecturas reales si se observa que es más ajustado a la realidad?

  5. Carlos Espadas Contestar

    Hola Paulino, muy interesante tu artículo sobre los repartidores de coste, además también creo que podrá ser una importante fuente de empleo y trabajo para los profesionales de las instalaciones de calefacción. Me gustaría que pudieras explicar con más detalle la diferencia entre: Número total de unidades: 10.625 unidades y Número total de unidades vivienda: 450 unidades. Eso no lo entiendo muy bien. Tengo 65 años, llevo varios años en el paro y estoy asistiendo a un curso gratuito de instalaciones caloríficas, porque no me resigno a la pasividad. He encontrado en tu página un gran apoyo de buena información en este sector de la calefacción y aprovecho para hacerte llegar mis felicitaciones y mi gratitud, por esa actitud positiva y desinteresada que demuestras por tu parte. Recibe un cordial saludo.

    • Hola Carlos,

      El número 10.625 correspondería a las unidades totales medidas en todas las viviendas del edificio. El número 450 correspondería a las unidades medidas en una vivienda concreta que hemos utilizado como ejemplo para obtener el valor del recibo mensual.

      Gracias por el comentario y por seguir la web.

Escribir mi comentario